Cómo distribuir cuadros en una habitación - Blog Cuadros y Láminas

Cómo distribuir cuadros en una habitación - Blog Cuadros y Láminas

Cómo distribuir cuadros en una habitación

¿Qué es lo que consideramos bello? Si bien la belleza es algo subjetivo y cada persona tiene su propio concepto de lo que es bonito, dependiendo de su experiencia, sus gustos, su personalidad…, también es cierto que hay cosas que a todos en general pueden resultarnos agradables desde un punto de vista estético.

Retomar algunos de estos elementos “clásicos” con valores estéticos universales puede ser un punto de partida más que interesante para distribuir cuadros en una habitación. Por ejemplo, un primer elemento es pensar en la simetría. Este concepto nos habla de equilibrio y balance, que al trazar una línea que divida en dos partes iguales una figura, un rostro, un cuadro, una habitación… los elementos se distribuyan alrededor de forma equitativa. En un rostro humano, se considera bello casi de forma inconsciente aquel que tiene una cierta igualdad en dimensiones y elementos de un lado y otro de una línea de simetría. Ojos del mismo tamaño, una nariz equilibrada… casi sin querer, un rostro así es visto como bello por casi todos. Esa misma sensación de equilibrio simétrico puede reproducirse en la distribución de cuadros en una habitación.

La idea es considerar dónde tenemos la línea de simetría y en base a ello distribuir mobiliario y elementos decorativos de una forma equilibrada. Si a la derecha de la línea hemos puesto un mueble grande, a la izquierda deberá haber otro elemento igualmente grande y que no haga ver a la habitación como una balanza no equilibrada.

Este mismo principio es aplicable para distribuir los cuadros decorativos al decorar una habitación. Si los colocamos en una sola pared, imaginemos la línea de simetría y distribuyamos de forma equilibrada los cuadros, poniendo atención a las dimensiones de los mismos.

Si tenemos dos cuadros a colocar en toda la habitación, cuidemos de no ponerlos ambos uno al lado del otro, pues ello crearía una sensación de desequilibrio, además de que impediría que cada uno brillara por sus propias características estéticas.

Otro elemento tradicional de la decoración que podemos considerar para distribuir los cuadros de forma estéticamente agradable es la noción de punto focal en la decoración. Si nuestra decoración es minimalista o austera, un cuadro puede ser el elemento de vida y color en una habitación. Para que funcione de esta forma, debemos elegir un cuadro que no comparta al cien por cien la paleta de color de la habitación, sino que se destaque. Colores contrastantes, trazos audaces: esas son características que permitirán a un cuadro romper la monotonía sin por ello desequilibrar decorativamente una habitación.

Finalmente, un truco para aquellos que se decantan por una decoración ecléctica y bohemia: incluso en un espacio lleno de elementos decorativos, es posible asignar un espacio a un cuadro, pero es necesario que haya a su alrededor un área relativamente clara y limpia de objetos de forma que los colores y formas del cuadro cuenten con su dosis de protagonismo y no se pierdan en el collage de elementos decorativos existentes. 

como distribuir cuadros en una habitacion

Posted on 18/03/2017 Home 0 313

Dejar un comentarioLeave a Reply

Debe iniciar con la sesión iniciada para poner un comentario.

Archivos del blog

Categorías del blog

Últimos comentarios

Sin comentarios

Busqueda

Comparar 0
Ant.
Sig.